Cinco Mejores Prácticas para Potenciar el Desempeño Laboral

desempeño-laboral

Durante los últimos años, las organizaciones parecen tener un objetivo muy desafiante sobre cómo optimizar los procesos para mejorar el desempeño laboral. Esta tendencia no es reciente, ya que a lo largo de los años, las evaluaciones de desempeño se han ganado una mala reputación. Si bien su propósito es proporcionar información y promover el crecimiento de los empleados, el proceso a menudo se ha convertido en un intercambio poco productivo donde los objetivos se marcan y se clasifican con porcentajes y con pocos accionables sobre cómo los empleados pueden desarrollarse y crecer. Ante el esfuerzo continuo que presentan estos procesos tradicionales, las organizaciones siguen buscando mejores formas para compartir insights con los empleados sobre cómo pueden mejorar su desempeño laboral. Afortunadamente, las nuevas plataformas están otorgando a los líderes formas más innovadoras de abordar el proceso de evaluación de desempeño, al mismo  tiempo que les brinda empoderamiento a sus empleados para que sean dueños de sus carreras.

¿Cómo pueden las empresas evolucionar en su proceso para medir el rendimiento laboral y cumplir realmente su propósito?

¿Cómo pueden motivar a los empleados a mejorar su rendimiento, ser más productivos y obtener las habilidades para crecer?

desempeño-laboral

Aquí encontrarán cinco mejores prácticas que las empresas pueden seguir para crear una Cultura Organizacional que promueva la retroalimentación positiva, constructiva y en tiempo real para ayudar con el desempeño de los empleados y su crecimiento profesional.

  1. Cambiar el enfoque de evaluaciones de desempeño formales, a proporcionar feedback en tiempo real. 

La clave para establecer una fuerza de trabajo productiva y en crecimiento, es crear una Cultura Organizacional con una mentalidad de desarrollo. El primer paso es tomar la decisión de alejar a la Organización de los sistemas de evaluaciones formales y eventuales, para crear un entorno en el que se espera que las conversaciones sobre el rendimiento de los empleados se lleven a cabo de forma continua. Una forma en que las empresas pueden crear este entorno, es involucrando más activamente a sus empleados en el proceso de evaluación, fomentando la retroalimentación entre pares, sin dejar esas conversaciones solo a los gerentes y líderes. Involucrar a todos los empleados puede aumentar significativamente su creencia en la nueva forma de desarrollo profesional y ayudar a acelerar el cambio cultural de las organizaciones.

  1. Enfocar la retroalimentación en tiempo real sobre el desarrollo.

Las evaluaciones de desempeño tradicionales que se enfocan en alcanzar o no objetivos, tienen dos desafíos clave. Uno, es que con comentarios poco frecuentes, los empleados tienen escaso conocimiento sobre cómo se desempeñan o cómo pueden mejorar, y muchas veces es demasiado tarde para hacerlo. El segundo es que cuando obtuvieron feedback durante todo el año, a menudo están enfocados en cuán cerca están de alcanzar el objetivo, no en cómo podrían mejorarlo.Una investigación de Harvard Business Review muestra que una de las mejores maneras de ayudar a los empleados a mejorar su rendimiento laboral es brindarles feedback constructivo en tiempo real. Al centrarse en ejemplos de rendimiento tangibles y en proporcionar sugerencias de mejora en tiempo real, los gerentes y compañeros no sólo pueden facilitar que el empleado acepte comentarios constructivos, sino que verán el verdadero valor de estos conocimientos, ya que les darán la sabiduría sobre cómo mejorar su desempeño de manera oportuna.

  1. Enfatizar el desarrollo de las habilidades y competencias de los empleados en la retroalimentación.

Además de enfocarse en mejorar el desempeño del empleado mirando hacia el futuro, es clave darles a los empleados sugerencias concretas para mejorar. Las empresas buscan cada vez más formas de vincular las habilidades y competencias con objetivos específicos para que los comentarios sean más accionables. Al hacer esto, los empleados tendrán más claridad y entenderán qué acciones específicas pueden tomar para mejorar su desempeño organizacional, haciéndoles sentir más en control, no solo de su rendimiento, sino también sobre cómo pueden continuar avanzando en su carrera. Cuando los empleados se sienten apoyados en su desarrollo y ven un camino para progresar a través de una empresa, su compromiso aumenta y están más motivados para tener éxito.

  1. Establecer la retroalimentación entre pares como parte de la Cultura Organizacional.

Las ideas valiosas para la mejora del rendimiento laboral pueden venir de cualquier persona en la organización, no sólo de los gerentes o ejecutivos. Muchas veces los empleados interactúan con sus pares con mayor frecuencia que con los gerentes directos, lo que hace que sus colegas sean una fuente inestimable de comentarios sobre el desarrollo. Además, cuando se trata de retroalimentación sobre habilidades y competencias específicas, los mejores para sugerir formas de crecimiento son aquellos con quienes se trabaja día a día, haciendo la misma tarea y probablemente compartiendo objetivos muy similares.

  1. Usar la tecnología para ayudar a crear una Cultura Organizacional de retroalimentación continua.

Además de alentar a sus empleados a participar y pedirles a los líderes que den el ejemplo, las empresas utilizan cada vez más las tecnologías como otra forma de facilitar la retroalimentación en tiempo real. Si bien el feedback en persona, siempre es una gran opción, para muchos jefes encontrar el tiempo o tener el nivel adecuado de comodidad para compartir ideas constructivas, puede ser un desafío. Por esta razón, dotar a los empleados con diferentes medios para compartir comentarios aumenta la probabilidad de que compartan información positiva y constructiva con sus colegas, en tiempo real. Un número cada vez mayor de organizaciones está reevaluando sus programas de evaluación del rendimiento, fortaleciéndose  con plataformas respaldadas por datos e indicadores para dar a sus empleados la capacidad de crecer, desarrollarse y tener éxito de forma continua.

Con toda la energía detrás de estos esfuerzos veremos que cada vez más empresas construyen una Cultura Organizacional en la que los empleados se sentirán más empoderados, con la información correcta para mejorar su desempeño y hacer crecer sus carreras.

StarMeUp OS empodera a los empleados, haciendo que den lo mejor de sí mismos, ayudándolos a superar limitaciones naturales mediante la tecnología y la inteligencia artificial. ¡Conoce más!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *