Equipos productivos de trabajo: La fórmula secreta de Google

equipo-productivo-de-trabajo

Para muchos, Google, la empresa fundada por Larry Page y Serguéi Brin es sinónimo de eficiencia y productividad, y atribuyen este éxito a alguna característica particular de la compañía. Sin embargo la fórmula perfecta para formar equipos productivos de trabajo es una combinación virtuosa de diversos factores que hacen de la gigante norteamericana un ejemplo a seguir para muchas de las empresas emergentes en todo el planeta. Google decidió estudiarlos y descubrir cuál era la clave de su éxito.

El Proyecto Aristóteles es un estudio publicado por Google donde intenta determinar las características que debe tener un equipo de trabajo para generar la mayor productividad posible, además de las condiciones básicas que ya conocemos y que toda empresa debe promover: establecer y compartir una cultura organizacional clara y saludable que permita a los empleados sentirse parte de su compañía; crear un buen ambiente de trabajo que despierte en el talento humano la inspiración necesaria para dar un esfuerzo extra; y adaptarse a los nuevos tiempos ultra tecnologizados para ofrecer las herramientas digitales necesarias para fomentar el trabajo colaborativo que demandan las nuevas generaciones.

[adrotate group=»16″]

 

Este último punto era de vital importancia para Google y entendió que el trabajo en equipo era una de las principales razones del éxito sostenido de la compañía. Pero esto no era suficiente, no les bastaba con saber que tenía equipos con una disposición natural al trabajo colaborativo, sino que buscaban respuestas a una pregunta específica: ¿qué factores son los que hacen eficientes y productivos a los equipos de trabajo de nuestra compañía?

equipo-productivo-de-trabajo

Se necesitó dos años de investigación para estudiar las dinámicas de trabajo de más de 180 equipos; se entrevistó a más de 200 empleados y se estudió particularmente más de 250 competencias de cada uno de los grupos de trabajo.

Al comienzo del estudio la idea era identificar la combinación ideal de trabajadores y habilidades para potenciar el rendimiento de los equipos de trabajo. Sin embargo, una vez comenzado el estudio, los primeros resultados obtenidos cambiaron el foco de la investigación: el secreto para la productividad en grupo estaba en la interacción entre las partes del equipo y no en los elementos que lo forman.

Las 5 claves para identificar al equipo de trabajo perfecto según Google:

Seguridad psicológica 

La ausencia de miedo es vital para la formación del equipo de trabajo perfecto. Cada miembro del grupo debe tener la seguridad necesaria para arriesgarse a compartir sus ideas frente a sus compañeros, sin autocensurarse por sentir vergüenza o vulnerabilidad frente al resto del equipo.

Confianza

Los miembros del equipo ideal confían en las habilidades competitivas de sus compañeros y saben que el trabajo estará realizado en tiempo y forma, con la calidad que requiere el desafío planteado.

Estructura y claridad

Cada integrante del equipo está al tanto de cuáles son sus funciones dentro del equipo. Cada uno de sus objetivos están claramente planteados y su trabajo se orientará a conseguirlos en el tiempo y forma que le fueron asignados.

La importancia del trabajo

La labor a realizar no es solo un trabajo más. Cada actividad a realizar tiene una relevancia personal y profesional para cada uno de los integrantes del equipo.

Impacto

Todos los trabajos realizados tienen una trascendencia dentro de la  compañía. No basta solo con cumplir con su asignación en el tiempo establecido, sino que cada uno de los miembros del equipo deben ser conscientes del impacto, consecuencias y cambios que tendrá cada una de sus responsabilidades.

Éstos fueron algunos de los secretos para formar equipos de trabajo productivos. Cuéntanos, ¿haz puesto en práctica alguno de ellos?

Post Relacionados