Calidad de vida laboral: ¿Por qué la tecnología se convirtió en tu mejor aliada?

calidad-de-vida-laboral

Existe un amplio consenso sobre la importancia de la calidad de vida laboral y cómo este aspecto influye en los ambientes de trabajo, en la motivación de los empleados y consecuentemente en la productividad de una organización.

Numerosos estudios sustentan esta relación entre las condiciones de trabajo y la satisfacción laboral al punto de que se ha convertido en una premisa para el éxito de cualquier equipo de trabajo y un aspecto fundamental en la gestión estratégica de los recursos humanos.

No existe una definición única y exhaustiva sobre el concepto de calidad de vida laboral. Un programa de bienestar seguramente implica temas de salud, ambiente de trabajo, beneficios, flexibilidad, diseño de la oficina, etc. El objetivo siempre es mejorar la experiencia, individual y colectiva, de los empleados y como consecuencia impactar positivamente en la motivación laboral, atracción y retención de talentos, presentismo, satisfacción laboral y productividad.

Aunque el concepto es crítico, también es cambiante y puede significar muchas cosas o tener aplicaciones muy diversas, dependiendo por ejemplo a qué industria pertenece la empresa o en qué contexto están ubicadas sus oficinas, entre otras variables. Lo importante es que cada organización pueda encontrar el programa de bienestar laboral que mejor se adapte a su realidad y sea relevante para los empleados.

calidad-de-vida-laboral

El concepto de bienestar laboral evoluciona y se reinventa

Desde hace más de una década, en mayor o menor medida, las empresas llevan adelante diferentes programas y acciones tendientes a mejorar la calidad de vida laboral y la motivación de los empleados.

Los especialistas nos demuestran que implementar un programa de calidad de vida no es complejo, no requiere necesariamente una gran inversión y brindaría efectos altamente positivos para las empresas, desde muchos puntos de vista.

Actualmente la fuerza laboral es cada vez más digital, diversa, global y eficiente con los medios sociales y la automatización. Las necesidades y expectativas de las empresas también están evolucionando permanentemente: nuevos perfiles, herramientas, tecnología y modelos de negocio, que demandan esfuerzos a las organizaciones para mantenerse actualizadas y atractivas. ¿Cómo adaptarse a los cambios?

En el entorno laboral, los programas de calidad de vida representan una oportunidad, funcionan también como un diferencial competitivo para atraer, y retener talentos y como técnicas de motivación laboral. Es habitual escuchar que las organizaciones desarrollan programas de prevención de salud, brindan apoyo económico a los empleados que asisten al gimnasio, o dejan de fumar, ofrecen frutas en la oficina, meditación, yoga, ping pong, etc; a fin de brindar programas superadores las empresas dan beneficios cada vez más atractivos y originales, por ejemplo, la aseguradora Aetna les paga a sus empleados por…¡dormir bien!

calidad-de-vida-laboral

Hoy en día las empresas que ya tienen un recorrido implementado programas de calidad de vida se encuentran en un punto crítico: determinar el éxito de su estrategia de bienestar laboral. Muchas organizaciones se concentran únicamente en medir el índice de participación en las iniciativas, olvidándose del aspecto más importante: el factor humano. ¿Cómo lo perciben los empleados?, ¿están involucrados con el programa?, ¿es relevante para ellos? En una palabra: ¿la empresa logró internalizar el concepto de bienestar laboral como un valor de su cultura organizacional?

Hacer el espacio de trabajo más humano puede parecer lejano o incluso opuesto a la tecnología, pero nada más lejano que eso. Para medir y optimizar la estrategia de calidad de vida laboral, la tecnología ofrece soluciones simples y accesibles para convertir un valor en un pilar genuino de la organización.

¿Cómo adaptar el programa de bienestar a la cultura organizacional?

Si bien el concepto de bienestar en el trabajo siempre estuvo vinculado con la motivación laboral, la satisfacción en el trabajo y la productividad, en los últimos años evolucionó la manera de abordar este tema, y la calidad de vida comenzó a vincularse con hacer el espacio de trabajo más humano, con balancear la vida personal y profesional, y con una concepción más holística de la vida de las personas.

Si soy la misma persona que un momento está sentado en la oficina trabajando o compartiendo una cena con amigos ¿Por qué pensar únicamente en “estrés laboral”, “salud ocupacional” o “seguridad e higiene en el trabajo”, cuando en realidad son aspectos que debo considerar de manera integral para lograr una vida plena?

El nuevo enfoque considera que para mejorar la calidad de vida de los empleados no es suficiente con lanzar acciones saludables aisladas en el ambiente de trabajo, sino que es necesario que los empleados compartan realmente los valores e ideales que sustentan el programa de bienestar. Por lo tanto, la pregunta clave es: ¿Cómo vincular estos valores a la cultura organizacional?

calidad-de-vida-laboral

Una de las empresas que logró comprometer a sus colaboradores en su programa de bienestar es Santander Río. ¿Cómo lo hizo? El primer paso fue convertir la iniciativa “Be healthy” en un valor. Es decir, la estrategia fue vincular el programa interno de salud, que tiene como objetivo “fomentar colegas saludables”, con la cultura corporativa de la compañía. ¿Y cómo lograron que “Be healthy” pasara a ser un pilar percibido y aceptado por la gente y que formara parte de su día a día? Para vincularlo con su cultura corporativa utilizaron StarMeUp, una plataforma de reconocimiento entre pares que permite a los empleados adoptar los valores de la organización y convertirse en promotores de la cultura.

“Comenzamos a utilizar StarMeUp con fines de reconocimiento y terminamos vinculando la plataforma con nuevas iniciativas que están avanzando en nuestra compañía, como BeHealthy, vinculada a nuestro programa interno de salud y bienestar”, afirma Daniel Strode, Responsable de Cultura y Estrategia de RR.HH. Global de Banco Santander.

El hecho que los empleados se “apropien” de la iniciativa, reconozcan a aquellos que la llevan a la práctica, la fomenten y, sobre todo, la valoren es fundamental para el éxito de la estrategia.

“Creemos que la salud de nuestra gente está directamente relacionada con la salud de nuestra empresa. Al lanzar una estrella BeHealthy dentro de la plataforma StarMeUp, nuestra gente pudo reconocer a otros colegas por vivir de forma saludable y tener un enfoque de bienestar en el lugar de trabajo o fuera de la empresa en su vida cotidiana”, sostiene Dan Strode.

Es importante entender que lograr que un concepto se transforme en un valor cultural compartido por toda la organización es un proceso que requiere el compromiso de los líderes. La buena noticia es que la tecnología tiene mucho para aportar en el campo de la cultura organizacional.

Bienestar laboral: el rol fundamental de la tecnología

En el mundo corporativo los conceptos de tecnología y crecimiento van de la mano. Es difícil imaginarse una organización exitosa que no sea innovadora y busque aprovechar los avances tecnológicos. En el campo del “bienestar laboral” la transformación digital es una tendencia que llegó para quedarse. A continuación, un repaso por los principales puntos en que la tecnología puede ayudar a los empleados a adoptar un estilo de vida más saludable.

calidad-de-vida-laboral

    1. Comunicación del Programa

    A través de los medios digitales, incluidas las aplicaciones, se pueden desarrollar campañas muy efectivas para promocionar, comprometer, reconocer y celebrar todas las instancias del programa.

    2. Integración y gamificación de la información

    Actualmente los programas pueden aprovechar las herramientas tecnológicas para obtener información y hacer el seguimiento de cómo los empleados participan de las diferentes iniciativas saludables. A través de las plataformas online la información se puede integrar con aplicaciones y así medir los avances de las personas en tiempo real.

    A su vez, las iniciativas podrían “gamificarse”, por ejemplo, motivando a los empleados a hacer equipos, a compartir los logros individuales y colectivos de sus compañeros y así fomentar el espíritu de autosuperación y la competencia sana y amistosa. ¡Pero aún hay más!: las plataformas y aplicaciones de bienestar también se podrían integrar con las redes sociales corporativas.

    3. “Wearables” o accesorios saludables

    Los “wearables” son accesorios tecnológicos que sirven para hacer seguimiento y medir la actividad física y otros indicadores relacionados con la salud. Nuevos y tentadores “wearables” como Fitbit o el reloj de Apple aparecen en el mercado todo el tiempo, desde brazaletes hasta aplicaciones para los smartphones. Se pueden integrar perfectamente al programa de salud de una empresa ya que son herramientas útiles, prácticas y simples de utilizar, lo que aumenta la probabilidad de que los empleados hagan foco en mejorar su salud.

    4. Medición del valor

    Un programa de calidad de vida nunca será exitoso si no tiene en cuenta la percepción que tienen los empleados sobre el tema ¿el bienestar es un tema relevante para ellos?, ¿son conscientes de la importancia de participar del programa de calidad de vida? ¿este concepto es considerado un valor?, ¿cómo se puede comprometerlos?

    Gracias a plataformas como StarMeUp es posible obtener métricas sobre cómo el valor “bienestar” está siendo “vivido” por la organización. Este tipo de herramientas contabiliza las interacciones de los empleados en tiempo real generando “insights” significativos sobre la cultura organizacional. Algo así como un “analytics” de los valores.

La tecnología humaniza los espacios de trabajo

A partir del consenso en torno a la importancia de que cada organización gestione la calidad de vida de sus empleados se plantea el interrogante de cómo gestionarla de manera eficiente e integral, teniendo en cuenta que cuanto más se involucre la voz del empleado, la estrategia tendrá más probabilidades de ser exitosa. En este sentido, abordar el programa de bienestar laboral con las herramientas que brinda la tecnología parece ser un camino acertado.

StarMeUp OS empodera a los empleados, haciendo que den lo mejor de sí mismos, ayudándolos a superar limitaciones naturales mediante la tecnología y la inteligencia artificial. ¡Conoce más!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *