Líderes, están haciendo lo correcto.

organizational-culture

Aquí podrás ver cómo mantener a tus equipos felices y productivos en los próximos meses a medida que el mundo sigue cambiando.

Por Sanja Licina, PhD

No sé si alguien necesita escuchar esto, pero líderes: van por buen camino.

Estamos viviendo en un mundo VICA, lleno de Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad. Nunca hubo un momento más importante para tomarse un tiempo, mantener un poco la sensación de normalidad y logro, y reconocer las cosas en las que venimos trabajando arduamente y que están generando un impacto positivo. 

En septiembre de 2020, Globant encuestó a 1,000 profesionales estadounidenses trabajando tiempo completo de forma remota. Con el pasar de los meses las necesidades de los colaboradores fueron evolucionando, por eso queremos asegurarnos de estar en sintonía con los cambios que atraviesan esas necesidades. Además, intentamos encontrar  las mejores formas para mantener felices y productivos  tanto a los colaboradores como a los líderes durante estos tiempos difíciles. 

La importancia de liderar con empatía

Las relaciones entre colaboradores y sus líderes han cambiado y crecido. Antes de marzo del 2020, en modelos de negocios tradicionales los colaboradores generalmente se apoyaban en sus líderes sólo por temas relacionados a lo laboral, pero el COVID-19 cambió esto, expandiendo la necesidad de consuelo y comprensión.   

Más de tres de cada cuatro colaboradores (78%) creen que es importante que su líder sea empático y comprenda sus necesidades, y casi la mitad (47%) considera que esto es indispensable.

Si bien los líderes están al tanto de esta necesidad, también sostienen que les ha resultado desafiante adaptar sus estilos de liderazgo para proveer a sus equipos con lo que necesitan. Alrededor de la mitad de los líderes encuestados respondieron que brindarle a sus equipos apoyo emocional (ej: ser empático y compasivo) fue extremadamente desafiante (45%) y casi nueve de cada diez consideró esto al menos desafiante (87%). 

Aunque admitieron tener dificultades con este nuevo aspecto de su rol, según los colaboradores lo están haciendo bien, ya que afirman que sus líderes están cumpliendo correctamente con sus expectativas.  Casi el mismo número de personas que remarcó la importancia de tener líderes empáticos y comprensivos también afirmó que estaban contentos con la manera en la que sus líderes atendían esta necesidad, con 81% satisfechos y 46% extremadamente satisfechos con este aspecto de la relación con su jefe.

Practicar la empatía es más importante que nunca, en parte porque las personas están experimentando la pandemia de maneras muy distintas. Tener la capacidad de conectar de forma genuina con otros individuos y entender sus necesidades es un componente crítico  a la hora de brindar el mejor apoyo, pero sin dudas requiere adaptación y un esfuerzo considerable. Tener visibilidad en las tareas que realizan sus equipos sin micro administrar ha sido una tarea complicada para los líderes durante la pandemia. Casi la mitad (45%) de los líderes sostienen que esto fue extremadamente desafiante, mientras que el 87% dijo que al menos fue desafiante.

El desafío de la visibilidad no termina al finalizar la jornada laboral: 81% de los líderes también afirmaron que fue difícil para ellos saber que ocurre en la vida de los miembros de sus equipos fuera del trabajo.

Esto podría ser un primer acercamiento hacia una progresiva integración de “vida y trabajo”. Cabe aclarar que si bien los colaboradores buscan más apoyo por parte de sus líderes, todavía no están preparados para abrirse y compartir los desafíos que atraviesan fuera del ámbito laboral. Pero aunque los líderes quizás no tengan una idea clara acerca de qué es lo que ocurre en las vidas personales de sus equipos, los resultados de la encuesta indican que los colaboradores están contentos con la flexibilidad provista por sus jefes, con la mayoría de los encuestados (79%) resaltando la importancia de tener autonomía para ajustar los horarios y el estilo de trabajo y exactamente el mismo porcentaje (79%) afirmando estar satisfechos con el grado de autonomía entregado por los líderes. 

Es alentador ver este nivel de confianza y conectividad emocional entre los líderes y sus equipos. Sin dudas es algo valioso de ver mientras evolucionamos en nuestra forma de trabajar y buscamos maneras de construir una nueva y mejor normalidad.

Cómo la tecnología puede ayudar a mantener conectados a los colaboradores y hacerlos sentir más satisfechos

La buena noticia es que después de varios meses de pandemia, tanto los líderes como los colaboradores pudieron conectarse de forma efectiva y enfocarse en algunas de las necesidades clave para cumplir con la necesaria transición de trabajar desde casa. Pensando en el futuro, a medida que el mundo y en consecuencia, las necesidades de los trabajadores, continúen evolucionando, ser productivo (83%), generar un impacto (79%) y recibir reconocimiento (71%) son las áreas clave a tener en cuenta ya que los colaboradores nos dijeron que estas tienen un impacto directo en su satisfacción laboral.

Si bien muchos empleadores han implementado videoconferencias y otras tecnologías de comunicación durante las fases iniciales del cambio al trabajo remoto, en los próximos meses hay una gran oportunidad para evaluar qué otras necesidades de líderes y colaboradores puede la tecnología solucionar de una mejor manera.

Hoy en día, los líderes todavía consideran que no tienen el nivel de visibilidad del trabajo de sus equipos que les gustaría. Recuerda, (45%) de los líderes sostuvo que era extremadamente desafiante, mientras que 87% dijo que era al menos desafiante tener visibilidad en las tareas en las que están trabajando sus equipos sin tener que micro administrar.

A través del aprovechamiento de plataformas de gestión de desempeño como BetterMe, los líderes pueden establecer objetivos y resultados clave (OKRs) para los miembros de sus equipos, dándole a cada persona claridad acerca de sus metas individuales, mientras se establece un plan que muestre cómo su accionar impactará en el desempeño de la organización. El progreso del colaborador hacia estas metas puede ser medido y actualizado en tiempo real, convirtiéndose así en una parte natural de la dinámica laboral y dándole una visibilidad constante a los líderes sobre el trabajo de su equipo sin hacerlos sentir como si estuvieran micro administrando. 

Además, nunca ha habido un mejor momento para ayudar a visibilizar y motivar a las personas en su trabajo, cuando muchas veces se sienten invisibles al trabajar desde casa. Digitalizar este comportamiento no es solo una forma increíble de mostrar aprecio a los colaboradores que día tras día dan lo mejor de sí mismos, sino que también es una poderosa manera de darle a todos en la organización un vistazo de las diferentes conexiones que generan las personas, así como también las diferentes iniciativas que se están desarrollando. Si bien una administración de desempeño digitalizada puede aclarar las metas y el progreso, un reconocimiento digitalizado puede brindar un nuevo escalón de visibilidad, así como también acercar la cultura de la compañía a las personas sin importar donde estén radicadas.  

Una plataforma de cultura y reconocimiento como StarMeUp puede ayudar a fortalecer vínculos y recomendar nuevas conexiones a los colaboradores. Aunque la pandemia logró acercar a algunos colegas, hay colaboradores que necesitan ayuda para conocer a otras personas y amplificar su red de contactos. Casi la mitad de los trabajadores (46%) sostiene haber profundizado sus relaciones con colegas a los que previamente sentía cercanos. Sin embargo, llegar a conocer nuevos colegas puede resultar desafiante, en especial para aquellos que trabajaron en una oficina jornada completa antes de la pandemia: 42% de todos los encuestados y 48% de antiguos trabajadores de jornada completa de oficina respondieron que desde que empezó la pandemia no llegaron a conocer a más colegas.

La rápida transición de las oficinas al trabajo remoto ha sido llamada algunas veces como “levantar y cambiar”. Muchas organizaciones pusieron en foco en mover de forma segura a sus colaboradores y asegurar que las comunicaciones básicas y las plataformas de productividad funcionen de forma correcta. En nuestra encuesta, la mayoría de los trabajadores afirmaron haber tenido acceso a estas tecnologías de comunicación, con solo 2% de los líderes y 10% de los contribuidores individuales diciendo no haber tenido acceso a mensajes instantáneos y 1% de los líderes y 12% de los contribuidores individuales diciendo no haber tenido acceso a las videoconferencias para reuniones.

La sorprendente brecha viene de la diferencia de acceso a la tecnología más allá de lo que podemos ver como necesidades comunicacionales, como reconocimiento y plataformas de feedback de desempeño. Particularmente fueron mayores las probabilidades de que los contribuidores individuales no tuvieran acceso o no estuvieran al tanto de la existencia de estas plataformas.  

Una oportunidad para impulsar la evolución del mundo del trabajo

Ya estamos a más de medio año dentro de la pandemia, y es inspirador ver la empatía y la autonomía que los líderes pudieron establecer con sus equipos. Mientras seguimos impulsando la evolución del mundo laboral durante los próximos meses, existe una gran oportunidad de aprovechar la tecnología de forma más efectiva para ayudar a los colaboradores a mejorar las relaciones dentro de la organización, darles claridad sobre cómo generan impacto, visibilizarlos y reconocerlos por sus logros. Las organizaciones han tomado los primeros pasos vitales para equipar a sus equipos con las plataformas digitales necesarias, pero todavía hay más por hacer para crear una cultura digital fuerte que ayude a los trabajadores a sentirse productivos  y valorados, sin importar dónde estén físicamente radicados,  y construir una organización más fuerte y sustentable de cara al futuro.

Post Relacionados